jueves, 31 de mayo de 2012

Mi primer esqueje de olivo.

Corría el año 1995. Llevaba poco tiempo en esto y no paraba de experimentar.
Este esqueje era un brote de la base de un olivo que había alcanzado un cierto grosor. Serré por la parte que lo unía al tronco porque en ese punto era mas grueso.
Desconocía lo del enraizado con bolsa negra. Me imagino que lo planté en un tiesto con tierra de huerto y arena de río y listo.
La primera foto que tengo es de un año después.
He comenzado a rebajar el corte superior y bajar ramas.



Por entonces me parecía un gran proyecto y aunque finalmente no lo fuera, me sirvió para aprender y descubrir una nueva manera de obtener olivos.
Los dos años siguientes le prodigué los cuidados que de aquella sabía.








Luego vino la época oscura, y permaneció casi abandonado en un rincón.
Fué víctima de numerosas plagas de cochinillas que no consiguieron acabar con él de milagro.
Con este aspecto de abandono estaba en 2005.



Desde luego, hoy  buscaría un pedazo de rama bastante distinto para esquejar.
Y así está ahora, comenzando a brotar. Espero este año compactar el verde.
A este proyecto le siguieron otros que ya os mostraré.

 
 Un saludo para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada